Noticias
EN VIDEO: Embolización de un fibroma uterino
Los miomas son tumores benignos compuestos por tejido fibroso y muscular que crecen en la pared del útero y que pueden alcanzar un tamaño considerable y provocar menstruaciones con sangrados importantes, fuerte dolor pélvico y hasta infertilidad. La Embolización de los mismos es una nueva forma de tratamiento donde no es necesaria la cirugía
Fuente: Fibroidtreatment

Los miomas uterinos son los tumores benignos más frecuentes del aparato genital femenino. Estos tienen una prevalencia muy alta en las mujeres en edad reproductiva, siendo la frecuencia de aparición de 25 a 40% en mujeres entre 30 y 50 años.

Los síntomas más frecuentes son: menstruaciones muy abundantes o sangrado entre reglas; dolores cólicos en el bajo vientre durante las reglas; sensación de peso o presión en el bajo vientre; dolor en la parte baja de la espalda; aumento de la frecuencia urinaria; estreñimiento y sensación de distensión abdominal por gases; dolor durante el acto sexual y anemia.

El tratamiento establecido para los miomas sintomáticos es la cirugía, pero ahora con la Radiología Intervencionista, se pueden tratar mediante una terapia mínimante invasiva embolizando las arterias uterinas. Este es un procedimiento seguro y eficiente, que se realiza bajo anestesia local y que trata de una sola vez todos los miomas y además preserva la posibilidad de embarazo. La duración del tratamiento oscila entre una y dos horas y la paciente permanece ingresada menos de 24 horas.

El Doctor Jordi Velásquez, Médico Radiólogo de la Clínica Santa Sofía y Médico Radiólogo Especialista en el Hospital Universitario de Caracas, explica que la intervención se lleva a cabo a través de la ingle por donde pasa una arteria llamada femoral. Una vez dentro de la arteria, se introduce un tubo muy fino de plástico (catéter), y navega hasta llegar a las arterias que llevan la sangre al útero y a los miomas. Todo esto se hace guiándose a través del equipo de Rayos X. Una vez con el catéter en su sitio, se introducen unas partículas muy pequeñas, que van cerrando las arterias que alimentan a los miomas. Terminado el procedimiento, se quita el catéter y se hace una compresión local.

Mira el video del procedimiento.


Más Noticias que podrían interesarle:

Volver